Entradas etiquetadas como digital

Digital Ghost

Me es imposible recordar con cuantas personas he chateado desde que tengo acceso a Internet.

La enorme mayoría no fueron más que un One Night Stand virtual (y no hablo solamente del cyber sexo). otros fueron presencias un poco más constantes, como cuando chateaba en una sala de fans de Tori Amos, o como cuando participaba en juegos de rol en red. Los saludaba todas las noches, nos contábamos cosas personales, reales o de mentira, habíamos visto la mejor foto posible de cada uno de nosotros.

Y así como aparecen un día, se disuelven. Y tu cerebro archiva estas presencias y si no sucede nada que te las haga sacar a la luz de nuevo, permanecerán  en la parte de atrás de tu cabeza atrapadas entre redes de neuronas que parecen telarañas.

Pero luego los mecanismos de la memoria son fascinantes, y en un momento, mientras le explicaba a un gringo lo que era el “Perico” en inglés, recordé a Jen Jen scrambled eggs.

Madre de dos niños a pesar de ser muy joven, vivía en Tampa, Florida.  Su corteza cerebral era una masa de cicatrices y por esto sufría de epilepsia. Fan de Tori Amos al igual que yo. Una vez me ayudó a corregir un cuento que había escrito en inglés. Por algún motivo sentí una extraña nostalgia. Incluso una preocupación: ¿qué sería de la vida de Jen Jen? La útima vez que supe de ella se estaba divorciando de su marido, con el que alguna vez jugué un juego de rol de superhéroes.

Facebook, Pipl, MySpace… imposible desaparecer en esta era. Recordaba su nombre, pero no su apellido… recordaba su dirección de correo electrónico, pero no la extensión. Glamourfan. Así que busqué. No diré que pasé días buscando solo por causar un efecto dramático. No cliqué más de dos veces el “maus” y dí con un perfil era seguramente el de ella. Tenía incluso su mejor foto posible. La única que había visto.

Pedí su “amistad”, escribiéndole un mensaje titubeante, preguntando si me recordaba. Tuve que colocarme más cabello y quitarme unos cuantos kilos para que me pudiera reconocer. Tuve que recordar un poco cómo era yo en ese entonces, y no me pareció un ejercicio desagradable, si bien nostálgico. De todas formas, era la única manera de hacerme reconocible.

Pasaron un par de clicks más y tenía un nuevo amigo en mi red social. Jen Jen Scrambled Egg is Online.

Sentí una ligera emoción, como cuando tu corazón acelera y se aleja, pero hacia adentro. La saludé tímidamente y me respondió como si no hubiesen pasado más de 48 horas desde la útima vez que hubiésemos chateado. Estaba contento por ello, me gustaba pensar que aún siendo virtual, el lazo que habíamos formado había permanecido.

Entonces como un loco me puse al día con ella. Tantas cosas han sucedido desde la última vez:

Cambié de continente, cambié de pareja (dos veces), tengo más tatuajes, más kilos, menos cabello. Y ella igual, su mejor foto, su sentido del humor, nada había cambiado.

Comencé a cantar, dejé los juegos de rol, conocí a Tori Amos, aprendí otro idioma. Y Jen respondía igual… nada había cambiado.

Así que luego de vanidosamente hablar de mí por largo rato, empecé a hacerle preguntas. Todo igual, simpática como siempre (solíamos reírnos bastante), sus dos hijos pequeños estaban bien… por lo que me decía, pareciera que sus hijos no hubiesen crecido. Que ella estuviese igual, era comprensible. Pero a los niños se les nota cuando pasa el tiempo. Y  fue justamente cuando dejé de hablar de mi y puse mayor atención en lo que Jen Jen  me decía que me sentí extraño, como si algo no estuviese bien.

Jen respondía como siempre, pero de alguna manera la sentí… vacía. Sentí como si sus palabras hubiesen sido dichas años atrás en alguna de las estupendas conversaciones que tuvimos, y lo que yo estaba percibiendo ahora era el eco que regresaba.

Sentí que Jen no estaba realmente allí, como si yo estuviese chateando con su recuerdo, una memoria.

Confundido por tal percepción, decidí despedirme, no sin antes repetirle lo contento que estaba por haberla encontrado. No hizo ninguna alusión al respecto.

Mandé un mensaje a su ex marido, cosa que había querido evitar al no saber cómo había sido el cambio de “estado sentimental” entre ellos dos. Le pregunté por Jen, que si sabía algo de ella, que cómo estaba.

Su respuesta no tardó en llegar, pero aún no he querido descifrarla completamente:

Dude, she is long gone.”

Coloqué un video en su Timeline:

JenJen puso Me Gusta.

Anuncios

, , , , ,

2 comentarios